Because I choose to

abril 1, 2009

Hasta siempre, Señor Presidente

Filed under: Leiden — Etiquetas: — Leandro López (inkel) @ 05:26

Con hondo pesar me enteró hoy a través de la televisión holandesa del fallecimiento del primer presidente democrático luego del último golpe militar, Raúl Ricardo Alfonsín.

Una figura que como tantas otras sin dudas tuvo sus excelentes, buenos, malos y pésimos momentos. Pero es innegable todo lo que representa. Yo en lo personal le tuve siempre un aprecio muy particular, tal vez porque es mi primer recuerdo en cuanto a política se trata.

Que Dios o quien corresponda lo tengo en su gloria y que los que nos quedamos sepamos tener la suficiente empatía para perdonar y entender sus pecados. Desde los Países Bajos, lo saludo de pie con todo el respeto que merece, hasta siempre Señor Presidente.

Siempre creí y así lo dije en tantas oportunidades que es la misión de los dirigentes y de los líderes plantear ideas y proyectos evitando la autoreferencialidad y el personalismo; orientar y abrir caminos, generar consensos, convocar al emprendimiento colectivo, sumar inteligencias y voluntades, asumir con responsabilidad la carga de las decisiones. Sigan a ideas, no sigan a hombres, fue y es siempre mi mensaje a los jóvenes. Los hombres pasan, las ideas quedan y se transforman en antorchas que mantienen viva a la política democrática.

Anuncios

febrero 23, 2009

De Buenos Aires a Leiden, con escalas

Filed under: It's good to be a geek, Leiden — Leandro López (inkel) @ 16:41

Como algunos ya estarán al tanto en breve me estaré yendo unos meses a Leiden, Holanda, por razones laborales. Este es el mapa del recorrido de mi vuelo, que se podría resumir del siguiente modo:

Buenos Aires – Sao Paulo: 2 horas y media.
Espera y trasbordo en Sao Paulo: 4 horas, 5 minutos.
Sao Paulo – Paris: 11 horas, 20 minutos.
Espera y trasbordo en Paris: 2 horas.
Paris – Amsterdam: 1 hora, 20 minutos.

Buenos Aires-Sao Paulo, Sao Paulo-Paris, Paris-Amsterdam

Buenos Aires-Sao Paulo, Sao Paulo-Paris, Paris-Amsterdam

Y luego, de ahí no sé todavía cómo haré para llegar a Leiden, que es mi destino final, ¡solo espero que no sea en bicicleta!

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.