Because I choose to

diciembre 23, 2008

Córdoba día III: Villa General Belgrano

Filed under: Córdoba, Viajes — Etiquetas: , , — Leandro López (inkel) @ 11:46

Arranqué bien temprano para irme a Villa General Belgrano, mal el hostel que empieza a servir el desayuno a las 8. En el camino la Catedral finalmente me dio una bella imagen (por algo le dicen a esta hora la hora mágica).

En la mini terminal de omnibus me tomé el Lep hacía Villa General Belgrano, el cual de nuevo se descompuso, pero se solucionó rápido: nos pasaron a otro. Luego de un viaje sin nada destacable, arribamos a la pintoresca Villa General Belgrano. El día lamentablemente sigue nublado y para colmo de males, se me rompió el trípode (bueno, ya estaba roto y remendado, y ahora se rompió de nuevo y lo vendo, jaja). Di una pequeña vuelta por el Paseo Ecológico y luego me tomé un café con leche y tostadas en el Alter Zeppelin (J. A. Roca 39). Es casi medio día y salió el Sol.

Terminé de recorrer creo que todo la villa, y subí al mirador (98 escalones, fácil), y como ayer llovió parece que hoy es la Feria Navideña (la cual no suena tan tentadora, así que no decidí si me quedo o no). Por lo que averigüé el alojamiento es más bien caro en la villa, dado que el hostel El Rincón está cerrado hasta el 5 de Enero de 2009.

Vista desde la Torre del Salón de Convenciones

Vista desde la Torre del Salón de Convenciones

Es la hora de almorzar, así que me voy al Viejo Munich (Av. San Martin 362) a disfrutar de un rico Cabrito Serrano con un chopp de la artesanal cerveza de la casa. Mientras almuerzo decido que luego subiré al Cerro de la Virgen y Pico Alemán.

Villa General Belgrano desde el Pico Alemán

Villa General Belgrano desde el Pico Alemán

¡Qué caminata! De haber sabido bien cómo venía la mano con la subida, hubiera buscado un lugar para dejar al menos la mochila grande, pero como me mandé de una, a bancarmela. Quedé fulminado, ¡tanto que al llegar a la virgen hasta recé! La verdad que las vistas que se tienen son maravillosas, realmente es muy recomendable hacerlo, aunque eso si, consejo: llevar agua y poco peso.

Tenía que reponer las sales y minerales perdidos, así que en la Estación Frankfurt (Julio A. Roca Esq. San Vicente Pallotti) degusté dos chopps de su muy rica cerveza rubia artesanal. Descanse los pies, y luego, a terminar de decidir qué haré a la noche, lo cual no es muy difícil, dado que creo que si no fuera por las cervezas y las caminatas, la villa en si no tiene mucho atractivo. De todos modos me saqué el pasaje de vuelta desde acá, dado que quiero comprar algunas cosas y también visitar La Cumbrecita. Por lo tanto decidí no perder más tiempo y sobre las 20.30 me fui hacía Villa Carlos Paz, pero no sin antes pasar por Córdoba Capital porque no hay nada directo. En fin…

Llegué a Villa Carlos Paz sobre las 23.00 y solo puedo decir que es hermoso. Las luces, la ciudad, todo. Siempre me gustó Carlos Paz, tiene un lindo encanto. Encontré finalmente el Carlos Paz Hostel (no sin antes perderme) y para mi sorpresa y placer, soy el único residente en el mismo, se fueron todos, así que con mucha tranquilidad ordené mis cosas, me tomé una merecida ducha, y a la cama, que quedé fusilado del día de hoy.

Villa Carlos Paz

Villa Carlos Paz

Anuncios

8 comentarios »

  1. Disculpe mi ignorancia ¿cuál es la “hora mágica”? ¿la del crepúsculo de la mañana? Es bueno saberlo, y será bueno recordar que dejé esta pregunta aquí porque me pierdo en todos lados ¡hasta en mi propio blog!

    Gracias desde ya
    :)

    Comentario por Nfer — diciembre 29, 2008 @ 10:41

  2. Gran elección la tuya. Como nacida en Carlos Paz no puedo ser objetiva, pero General Belgrano es un encanto.

    Eso sí, en VCP, pasá por Angus y no dejes de probar el lomito completo ahi… después un helado en Bambino y el menu queda completo. Very important. Lo mejor de la city.

    Comentario por Nala — enero 1, 2009 @ 22:30

  3. Gracias Nala :)

    Ahora, el lomito de Angus es el que viene con palmitos y eso? Si es así, fui… y me atendieron muy mal y me llevé la peor imagen :O

    El helado quedará para la próxima, jeje

    Comentario por Leandro López — enero 2, 2009 @ 06:35

  4. Gracias, (a veces me acuerdo y vuelvo, ¿viste?), lo ubico perfectamente a ese momento, sólo que ignoraba tenía nombre…y lo que no tiene nombre no existe (o no podemos preguntar por ello).

    Comentario por Nfer — enero 14, 2009 @ 16:34

  5. Ahh… lo último que me dijiste me hizo acordar a Un Mago de Terramar :)

    Comentario por Leandro López — enero 14, 2009 @ 17:12

  6. me parece que tomé una foto a “esa hora” o al menos parte de la foto parece responder a la definición de “la hora dorada”.

    Ahora que sé, lo veo, antes lo veía casi todos los días y me daba igual.

    Inciso: ¡no existen los cuentos “infantiles”!

    Al recordar “El mago de Terramar” siento que me falta mucho todavía…Deberé releerlo, sin dudas encontraré esta vez cosas que en la lectura anterior no supe ver.

    Besos!
    :)

    Comentario por Nfer — enero 16, 2009 @ 08:28

  7. ¿Cómo no recordas que el nombre verdadero de las cosas te da poder sobre ellas? Es la base de la Magia de Terramar, el conocer el nombre verdadero de las cosas en la Lengua Antigua.

    Comentario por Leandro López — enero 16, 2009 @ 08:35


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: